UNIDAD 4.FACTORES QUE AFECTAN LA DIGESTIBILIDAD DEL FORRAJERO

 

Siendo un rumiante necesita de la fibra de la ración, tanto de su calidad como de cantidad, esta calidad está dada en parte por su grado de digestibilidad, a nivel ruminal.

Los nutrientes en los forrajes pueden variar por:

o    Especie

o    Madurez de la planta

o    Condición de crecimiento

o    Fertilidad del suelo

o    Método de cosecha

o    Condición de conservación

o    Duración del almacenamiento

 

Los forrajes pueden llegar a formar parte de una ración para ganado  Lechero y/o ganado de carne desde un 45% a un 100%.

 

El análisis del contenido de los forrajes como; fibra cruda, fibra neutro detergente(FND), lignina, digestibilidad, nutrientes digestibles totales(NDT) y otros, representan un esfuerzo para conocer su valor como forraje. Sin embargo algunos de estos valores tienen mayor influencia, por su efecto sobre la producción de leche y sus contenidos, como en el caso de la FND y su digestibilidad, que además tiene efecto sobre el consumo de alimento. El desarrollo de nuevas variedades de forrajes, se ha orientado a variedades con menores contenidos de lignina, FND, FND más digestibles, a un mayor contenido de energía. Cuando los forrajes son altamente digestibles y una vez que cubren las necesidades de mantenimiento, el resto esta disponible para una mayor producción de leche.

 

El rumen opera como un reactor industrial, cuyo proceso se inicia con la introducción de la materia prima (alimento), pasando al tracto digestivo, ahí se derivan diferentes metabolitos que vía sanguínea son transportados, el residuo o desecho, sale, este proceso es continuo y su velocidad de paso va a depender de la calidad de la materia prima(alimento), mientras mayor sea este su paso por el reactor (rumen) es más rápido, seguido por una velocidad mayor de llenado, a mayor digestibilidad de un forraje, mayor paso vía ruminal, mayor extracción de nutrientes, ocasionando un mayor consumo. El proceso de vaciado del rumen produce la sensación de hambre, por el contrario un forraje de mala calidad, permanece más en el rumen, ocasionando una baja en el consumo y por ende en la producción de leche.

 

Este artículo está licenciado bajo GNU Free Documentation License