Tecnologìas Limpias

 


 

 

Las tecnologías limpias (TL)2,3,5 están orientadas tanto a reducir como a evitar la contaminación, modificando el proceso y/o el producto. La incorporación de cambios en los procesos productivos puede generar una serie de beneficios económicos a las empresas tales como la utilización más eficiente de los recursos, reducción de los costos de recolección, transporte, tratamiento y disposición final de residuos. Una TL puede ser identificada de varias maneras: o permite la reducción de emisiones y/o descargas de un contaminante, o la reducción del consumo de energía eléctrica y/o agua, sin provocar incremento de otros contaminantes; o logra un balance medioambiental más limpio, aún cuando la contaminación cambia de un elemento a otro. Esto último supone evaluar la nueva tecnología sobre la base de las normas y estándares de calidad ambiental establecidos por la legislación. 5 Las TL o Tecnologías Ambientalmente Sanas TAS2,3,5,6, son un concepto relativo en
el cual el término "Ambientalmente Sanas" no puede atribuirse a ninguna tecnología específica o a un grupo específico de tecnologías, debido a que esto implica que lo que puede percibirse como ambientalmente sano hoy puede necesariamente no ser sano mañana y que cualquier tecnología debe inspeccionarse en relación con las condiciones económicas, culturales y ambientales, creando una interacción cuyo resultado necesita ser constantemente evaluado.


Las tecnologías limpias son en general consideradas como ambientalmente sanas, una vez contribuyan de la mejor manera, bajo las circunstancias determinadas, a lograr  a restaurar el balance entre el desarrollo social, el crecimiento económico y el uso sustentable de los recursos naturales (incluyendo la protección del ambiente). a implementación y adopción de las Tecnologías Limpias son consecuencia y se ajusta a la estructura de las descripciones dadas en la Agenda 21.7. El concepto de tecnologías limpias está descrito en la Agenda 21 definiendo las TAS2,3,5,6 como procesos y productos que protegen el ambiente, son menos ontaminantes, usan todos los recursos de forma más sustentable, reciclan más de sus residuos y productos y manejan los desechos residuales de una manera ás aceptable". Las tecnologías de producción limpias (procesos) en el sector industrial reducen los contaminantes, la cantidad de energía y de recursos naturales necesarios para
producir, comercializar y usar sus excedentes a través de la introducción de cambios a la tecnología del núcleo de producción. Además, las tecnologías limpias contribuyen a optimizar el uso de recursos. Así, os beneficios ambientales pueden ser alcanzados en conjunto con los beneficios financieros y económicos y con los mejoramientos tecnológicos.

Las tecnologías de producción limpia incluyen bienes y servicios, equipo, "Know-How" técnico y habilidades y procedimientos organizacionales y gerenciales.6 En relación al manejo de residuos existen tres grandes alternativas de tecnologías limpias para la industria en general, habiéndose demostrado en la práctica que hay una clara jerarquización respecto del orden en que éstas deben aplicarse, de acuerdo a sus ventajas y desventajas. En orden de conveniencia es posible distinguir las siguientes alternativas:

Reducción de Residuos en el Origen, que involucra cambios en los productos y cambios en los procesos productivos (sustitución de materias primas e insumos, cambios tecnológicos y la aplicación de buenas prácticas en la gestión de operaciones).

  • Reciclaje (re-uso de materiales o residuos).
  • Tecnología de Control, que se aplica al final del proceso y que comprende el tratamiento de los residuos y su disposición final.


La solución de los problemas ambientales debe ser buscada a través de la aplicación secuencial de las alternativas señaladas, en el mismo orden descrito. Las dos primeras alternativas pueden generar importantes beneficios para la industria, que se traducen en una mayor productividad y competitividad. En cambio, el tratamiento y disposición final de los residuos sólo involucra costos. Mediante la primera alternativa, generalmente la más simple de aplicar, es posible mejorar algunos sistemas y procedimientos que permiten reducir los volúmenes de desechos en la industria, con lo cual se disminuye en forma ostensible la necesidad de reutilizar o reciclar, y se reduce o elimina la necesidad de un sistema de tratamiento y disposición final. Adicionalmente a las ventajas directas o indirectas en términos ambientales de la reducción de residuos en el origen, éstas normalmente redundan en una reducción de costos de producción a través de un mejor manejo de materiales y una mayor eficiencia del proceso. La aplicación de la segunda alternativa, el reciclaje o reutilización, todavía puede generar beneficios tangibles para la empresa, aunque en menor grado que aplicando la reducción en el origen. Finalmente, el tratamiento y disposición final sólo está asociado a costos, en términos de inversión y de operación.

Fuentes:

1. TAMAYO S., Carlos Mario. Evaluación de las necesidades, capacidades y prospectivas de producción mas limpia en Colombia. Ministerio del Medio Ambiente [online]. Bogotá: Ministerio del Medio Ambiente, s.f. 13 p. [Citado febrero de 2007]. Disponible en: http://unfccc.
int/files/documentation/workshops_documentation/application/pdf/colomcp.pdf
2. CENTRO NACIONAL DE PRODUCCIÓN MÁS LIMPIA. Ahorro y uso eficiente del agua online]. Medellín : CNPMLTA, 2004. 13p. [Citado febrero de 2007]. Disponible en: ttp://www.cnpml.org/html/archivos/GuiasDocumentos/GuiasDocumentos-ID1.pdf
3. MÁRQUEZ M., Ricardo León. Eficiencia térmica y energética [online]. s.l. : Centro Nacional e Producción Más Limpia, 2004. 22 p. [Citado febrero de 2007]. Disponible en: http://ww.tecnologiaslimpias.org/html/archivos/catalogo/Catalogo%20ID33.pdf
4. PROGRAMA DE LAS NACIONES UNIDAS PARA EL MEDIO AMBIENTE, INDUSTRIA  MEDIO AMBIENTE. Producción más Limpia: Un paquete de recursos de capacitación online]. México : PNUMA, 1999. p.14. [Citado febrero de 2007]. Disponible en:http://www.pnuma.org/industria/documentos/pmlcp01e.pdf
5. CASTILLO G., Jorge. et al. Uso de Tecnologías Limpias: Experiencias Prácticas en Chile online]. Chile : Ministerio de Economía. Proyecto Producción Limpia SEPL-GTZ, 2000. 41 . [Citado febrero de 2007]. Disponible en:
http://www.pl.cl/patio/documentos/docus/u41/experiencias.pdf
6. FIJAL, T. An environmental assessment method for cleaner production technologies. In:journal of Clear Production. Vol. 15, No. 10 (2007); p. 914 – 919.
7. UNITED NATIONS. Agenda 21: Earth Summit - The United Nations Programme of Action from Rio. New york : United Nations, 1992. 294p.
8. FREIRE SANTOS, José Luis. La Nueva ISO 9000:2000.. Madrid : FC Editorial, 2001. 182 p.
9. ROBERTS, Hewitt. y ROBINSON, Gary. ISO 14001 EMS : manual de Sistema de Gestión medioambiental. Madrid : Paraninfo, 1998. 425 p.
10. CLEMENTS, Richard B. Guía Completa de las Normas ISO 14000. Barcelona : Gestión
2000, 1995. 285 p.